Wednesday 16 January 2019
Home      All news      Contact us      English
diariodecaracas - 5 days ago

El anti imperialismo, arma política obsoleta

La revolución cubana, tuvo que crear un lema político antinorteamericano, para justificarles a su pueblo y demás pueblos de américa y del mundo, la razón por la que decidió convertirse de revolución a dictadura al mismo tiempo, y así esclavizar a sus propios ciudadanos tal como lo ha venido haciendo desde el siglo pasado por 60 años.
Una de sus frases políticas más populares y frecuentes que usan, es el negarse a ser el “patio trasero del imperio”, en alusión clara a los EE.UU. Sin embargo, les encanta negociar libremente con esa gran nación, a la cual evidentemente sacan provecho económico, comercializando clandestinamente con esta, cientos de productos al año; esto, pesar del embargo económico que los EE.UU., les impuso por haberse robado ante los ojos del mundo, miles de empresas privadas, muchas de las cuales eran norteamericanas.
Ahora, con Venezuela siendo presa domesticada y anexada al “imperio marxista leninista cubano”, apoyado en su lema y ambiciones de destruir “al imperio norteamericano” insiste en seguir utilizando ese lema del “patio trasero del imperio”, para adoctrinar a otros pueblos de América y defender a la dictadura marxista leninista impuesta en Venezuela, utilizada básicamente como financista de ese proyecto político socialista iniciado en el continente.
Los cubanos acusan a los gobiernos anteriores de Venezuela en haber sido el patio trasero de los EE.UU., porque en Venezuela se descubrió petróleo y EE.UU., a través de sus empresas petroleras calificadas, ayudaron a Venezuela a producirlo y a desarrollar una industria petrolera, para explotarlo económicamente y generar riquezas para el beneficio del país, a cambio de aportar razonables ganancias para las empresas petroleras que ayudaron a Venezuela descubrirlo y procesarlo. Venezuela jamás se ha sentido el patio trasero de ningún imperio por eso, durante esa parte de nuestra historia.
Por el contrario, Venezuela siempre ha estado agradecida con “las empresas petroleras” del imperio, por la gran contribución a nuestro país en todos los sentidos.
Es de destacar que, la formación y perfeccionamiento de la Industria Petrolera en Venezuela nos tomó casi tres cuartos de siglo, lograrlo para optimizarla y modernizarla y dejarla finalmente en manos de la administración nacional, con el nombre de PDVSA, operando con excelencia, hasta que llegó el chavismo.
El desastre causado a PDVSA, por el chavismo, con la contribución de Cuba, llegó a tal punto, que llegamos a producir hasta 3 millones de barriles por día de petró hasta que llego el chavismo, con su libreto marxista len quién la administro fatalmente hasta hoy día, convirtiéndola en chatarra, incapaz de producir ni un millón de petróleo de barriles de petróleo por día.
Hoy día si somos el patio trasero de la industria petrolera mundial, gracias al desastre hecho por un gobierno totalitario, orientado por otros imperios marxistas leninistas a PDVSA, que nada tienen que ver con los EE.UU.
Recordemos que las primeras señales de que nuestro futuro cambiaria para mal y peor, fue el día que el difunto presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías, con un discurso que quizás le prepararon los lideres cubanos, le declaro la guerra al imperialismo, al capitalismo y a la DEA. A partir de esa declaración demencial de guerra 18 años después, hemos acabado de entender el por qué esa declaración de guerra, donde el único perdedor ha sido Venezuela.
EE.UU., sigue creciendo económicamente, su industria petrolera ha renacido, y se ha perfeccionado y hoy día se ha convertido de nuevo en uno de los productores de petróleo más grandes del mundo, incluso, por encima de Venezuela, cuya industria petrolera está prácticamente colapsada.
Para los cubanos, dejamos de ser el patio trasero del imperio, al igual que Cuba hace 60 años. No obstante, los venezolanos no le vemos sentido común a ese logro marxista leninista, dado que desde todo punto de económico, social, cultural y políticamente estamos peor, que cuando se nos calificó de patio trasero de los EE.UU., puesto que: a) el pueblo no tiene ni conque comer, b) le faltan medicinas, c) está tan triste como el cubano, d) el tráfico de droga ha aumentado, e) las guerrillas pululan como por su casa traficando con todo lo que pueden traficar, f) la zona minera es un desastre ecológico, g) no hay gasolina ahora y su costo se ha multiplicado, h) el servicio eléctrico está muy crítico, g) el bolívar desapareció y ahora tenemos una moneda virtual que todo los venezolanos rechazamos, h) los bancos carecen de dinero suficiente para las operaciones rutinarias de los ciudadanos, i) los sueldos están por los suelos, j) la emigración de los venezolanos se ha convertido en un grave problema global para las naciones de América y Europa. Y Peor aún, Venezuela se ha convertido en una narco tiranía y algo parecido al patio trasero de Cuba, lo cual no tiene explicación ni lógica alguna.
No es de extrañar, que una de las próximas consignas del venezolano en su lucha contra el marxismo leninismo y narco dictadura chavista impuestos hoy día en Venezuela, sea “regresemos a ser el trasero de los norteamericanos, para poder vivir”. De hecho gran parte de la población venezolana, prefiere que vengan los gringos a rescatarnos, que aceptar como un hecho que hoy día, somos el patio trasero de los cubanos y aliados incondicionales políticos de las dictaduras de China Rusia e Irán, enemigos acérrimos del mundo libre.
Estoy convencido, de que más temprano que tarde, Cuba y su dogma socialista, terminarán claudicando ante el imperio que tanto han criticado y al cual se han opuesto tenazmente, por simple vanidad y orgullo, que como bien sabemos, son posiciones totalitarias de personas equivocadas con alto grado de egocentrismo, soberbia y peor aún de narcisismo, de los C al punto que hasta su propia familia les ha repudiado y criticado.
Para mañana 10 de Enero, habrá una sesión de juramentación de Nicolás Maduro ante el írrito, obsceno y subordinado Tribunal Supremo de Justicia, TSJ, cuya labor principal ha sido y es, la de sostener al chavismo en el poder, violando lo establecido en la constitución, al prestarse a ser un apéndice proscrito al servicio y órdenes del gobierno.
En otra parte de Caracas, en un sitio cercano al sitio de juramentación de Nicolás Maduro, se reunirá La Asamblea Nacional, único poder nacional legítimo, electo libérrimamente por el pueblo, e ilegalmente secuestrado e impedido de ejercer sus funciones correspondientes por el régimen dictatorial, según dictamen del TSJ.
En tal acto, la AN, se declarará la nulidad del acto de juramentación anteriormente mencionado, así como declarara vacante al cargo de presidente de la república de Venezuela, en estado de vacío de poder, que legalmente obliga a esa Asamblea Nacional, a tomar el poder del gobierno provisionalmente, y convocar a nuevas elecciones.
Posiblemente haya conflictos y choques entre los seguidores del régimen dictatorial y la oposición, que lucha para sacarlo legalmente del poder. Quizás haya heridos, encarcelados y posiblemente m puesto que el régimen jamás aceptaría renunciar al poder tan sencillamente, dado el poder armado que le respalda y la tozudez del chavismo de pretender eternizarse en el poder.
Ante la ausencia de la posibilidad de diálogo, negociación o acercamiento, entre los dos factores, para resolver tan álgida situación, se espera que Nicolás Maduro y su gobierno – hábilmente asesorado por Cuba, Rusia y China – rechacen tal vacío de poder y se juramente ilegalmente ante el TSJ.
De allí en adelante será muy difícil predecir qué sucederá en Venezuela, puesto a partir de esa fecha el escenario político del país, cambiaría radicalmente. Lo que sí es predecible como cierto, es el hecho de que la situación política de Venezuela, de ahora en adelante, será muy diferente a la actual.
Si antes, se le criticaba y desconocía por ilegal al gobierno de Maduro, dadas las ilegalidades e irregularidades electorales que cometió durante su elección como presidente en el año 2013, entre las cuales la oposición le acusaba de haber hecho trampas y ser colombiano. No obstante, a pesar de tener la razón, la oposición, fracaso en su intento de hacer valer la ley, y Nicolás Maduro termino juramentándose, dejando en entredicho la validez de su elección.
Tal ambigüedad, impedía a muchos países denunciarlo, presionarlo y/o calificarlo de ilegal. Al vencérsele el periodo presidencial medio legal en el que se apoyaba para gobernar, de ahora en adelante, habrá razones políticas y legales más que suficientes como para seguirle exigiendo que abandone el cargo, y convoque a nuevas elecciones, presidenciales y generales, para elegir a un nuevo gobierno en Venezuela.
Con esta nueva situación, dada la condición ilegal del gobierno, y considerando su norme t este insistirá, en continuar gobernando al país, a pesar de las protestas u acciones políticas que se produzcan contra éste. Por estas razones, se espera la reunificación, reorganización, y determinación de la oposición, para seguir en la lucha por las libertades. Esta vez, con mejor y mayor apoyo de la comunidad internacional, hasta lograr el éxito final de sacar a ese narco corrupto gobierno del poder por las vías establecidas en la constitución y las leyes venezolanas.
Por más odio que Cuba sienta hacia los EE.UU., Venezuela no se independizó de España, para ser el patio trasero de ningún imperio, potencia o país poderoso. Menos aun de potencias socialistas, que practican el marxismo leninismo, comunismo o est sistema éste de gobierno, que ha fracasado en los países donde se ha utilizado, incluyendo a Cuba y Venezuela.
Guillermo A. Zurga

Related news

Latest News
Hashtags:   

imperialismo

 | 

política

 | 

obsoleta

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources