Tuesday 19 February 2019
Home      All news      Contact us      English
diariodecaracas - 9 days ago

No es Star War es “Medicament and food War en Venezuela

No se cuantos de los que leen este portal o sus familiares esperan cada mes los alimentos subsidiados por el gobierno a algunas familias, los cuales su entrega se a distanciado en los últimos meses y con menos productos y si es que les rinde para todo un mes en una familia de 4 miembros, lo que si se, es que esos alimentos se los he visto a “bachaqueros” en las calles y avenidas de Barquisimeto y Cabudare en L por su puesto especulando y revendiendo a lo que les da la gana, no se diga de otros productos “regulados”,como los huevos por ejemplo. Un control inexistente de autoridades y un mercado persa en crecimiento en esta crisis y en esta “Venezuela Bella” por renacer o reinventar. La alimentación balanceada y a tiempo es esencial para la vida y la salud de un pueblo, por eso cualquier ayuda en alimentos que llegue a un pueblo no tiene miramientos ideológicos, ya sea que vengan por tierra, aire, mar o en forma de maná, es decir del cielo. Si leen el Éxodo en la biblia o un pasaje de Coran, sabrán más del maná.¿ Cómo será el panorama de la gente que no la recibe con regularidad o de la clase media paupérrima y acabada, que no la recibe. Los ricos, los enchufados y los familiares de las mafias del gobierno no se preocupan por estas cosas insignificantes en un sistema constitucional moribundo y en un comunismo retrógrado solo igualitario para los de abajo. Si esos alimentos y medicinas prometidos para esta crisis de escasez y especulación los traen de EEUU, Rusia, China , Bolivia, Colombia, México o de la misma Cuba, serán bienvenidos, sobre todo de la isla de la felicidad a la cual este gobierno le a dado tanto, por lo menos que nos envíen azúcar para endulzar esta hambruna y par su personal que todavía se mantiene en el país. No importa si entran por Cúcuta, Brasil, Guyana o por el mar C si la tren los Marines o el mismo Trump. ONG o civiles por cualquier sitio, con permiso o sin permiso. Eso si, con inspección sanitaria y que no nos metan alimentos o medicamentos contaminados, viejos o ve “ojo pelao” con las mafias de narcos, vivos y malvados en todos lados, sobre todo en las fronteras, pues pueden meter gato por liebre u otras cosas “raras”. El hambre despierta el cerebro reptil para sobrevivir que todos tenemos. La culpa de cualquier reacción inesperada es del cerebro hambriento, del hombre enfermo o el desperar de la impotencia ante la injusticia o ante la muerte de una familiar o un pueblo. Esperamos que si es verdad lo de los alimentos y medicinas y que ya están en las fronteras sean repartidos equitativamente, porque si no, la anarquía seguirá con este gobierno o con el próximo. Sería criminal, malvado y maléfico no dejar pasar los alimentos y medicinas, la rabia y el cerebro emocional se apoderaría de nosotros los mamíferos superiores. Hay demasiada gente y familias que requieren antiepilépticos, antihipertensivos, “anti-antiimperio”, insulina, antidepresivos, quimioterapia, kit para enfermos renales, antiasmáticos, antivirales, entre muchos otros. No se ¿Por qué el gobierno le tiene tanto miedo a los alimentos y a las medicinas?, por los vientos que soplan, ahora si habrá guerra económica. Esperemos que los acontecimientos que vienen, no nos agarren con mucha hambre y nos comamos los unos con los otros. Mi ironía no puede faltar en este panorama y como me gustaría tener un Publish, un Wallmar que son supermercados de cadenas de EEUU o simplemente de Colombia o Chile, donde pueda recrear mi vista y mi gusto de comprar lo que me de la gana con lo que tenga disponible para ese momento y escoger lo que desee, es mucho pedir para no hacer colas para comprar uno o dos productos para sobrevivir en el país. ¿Será que el Maná, los medicamentos y alimentos estarán pronto por entregar a Venezuela? y no morir en la espera, en la entrega o en la violencia. Mientras se dependa de alguien para comer no habrá libertad y la esclavitud seguirá, esto puede interpretarse de varias maneras. La calidad y cantidad de los alimentos que se consumen es lo que decide una buena salud. Los medicamentos a las dosis adecuadas y en el tiempo preciso son los que ayudan a evitar que avance la enfe son pocos los médicos que curan, ayudan solamente. Solo queda la prevención, como la mejor forma de evitar muchas enfermedades. Cuidarse, caminar 30 minutos diarios, ejercicio, no fumar, evitar el alcohol, no engordar, son formas de prevenir varias enfermedades Recordar que lo prioritario en estos días es el de conseguir alimentos y medicinas para los necesitados, luego que el gobierno pare la inflación, la especulación y la anarquía; posteriormente vendrá lo político, lo militar y lo presidencial. Aquí no hay rodillas en tierra y menos armados, lo que hay es hambre en la mesa y enfermos moribundos en hospitales y cárceles, lo que puede haber si esto no se corrige pronto, son muertos y más enfermos. Patria renovada, democracia de verdad y calidad de vida por venir. “El odiauG que si”, de esta “medicament and food War venezolana”, está encaminado “por ahora”. El optimismo viene atrás y Febrero lo puede cambiar o relanzar. El lado oscuro de la fuerza Maligna empieza a tener miedo, a reaccionar agresivamente y prepararse para el ataque, la huída o la venganza. Las fuerzas del bien siempre han vencido al mal tarde o temprano, esperemos que esto sea pronto por el bien de todos y con la ayuda de varios, y como dijo Cristo antes de morir, entre sus 7 frases están “tengo sed, perdónalos porque no saben lo que hacen y todo está consumado” Rubén Lopera
Rubén D Lopera
Neurocirujano
Mgs. Educación Superior

Related news

Latest News
Hashtags:   

“Medicament

 | 

Venezuela

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources